Contenedores de leche materna

Contenedores de leche materna 

(y primeras comidas del bebé)

.
Vaso o bolsa contenedora:

Encontraremos ambas opciones disponibles para el almacenaje de leche materna. Si bien ambos son útiles para este uso, el vaso es mucho más versátil y duradero. El vaso contenedor nos servirá para todo tipos de alimento (los líquidos y los sólidos) y son reutilizables. Las bolsas sólo servirán para almacenar la leche y son desechables. Si bien estas últimas se ofrecen en más cantidad y en un principio parecen más económicas, los vasos terminan siendo más convenientes también en este aspecto.

¿Qué uso le daremos a los vasos contenedores de leche materna?

Si hemos escogido la lactancia materna exclusiva, cuando pensamos en volver a trabajar o en “despegarnos” de a ratos de nuestro bebé, surge la necesidad de tener prevista su alimentación. Muchas veces esto sucede antes de los cuatro meses cuando aún es pronto para incorporar alimentos como fruta o cereal (sus primeras comidas) por lo que debemos procurarnos tener leche almacenada para esas ocasiones. Sabemos que podemos guardar la leche materna tanto en nevera como en congelador y ya hemos hablado del sacaleches (saber más) y la gran solución que puede ser para muchas mamás, pero si escogemos esta opción y dejamos leche para cuando el bebé no esté con nosotras, deberemos almacenar esta leche en un contenedor apropiado.

Por otro lado, cuando ha cumplido los cuatro meses o más comenzaremos a incorporar cereal y/o fruta de a poco según las indicaciones del pediatra. Procuraremos que el comienzo sea en un horario en el que estemos mayormente en casa pero puede que en ocasiones, nos pille fuera y tengamos que transportar estos alimentos para poder dárselo en otro sitio. Nuevamente nos encontraremos con la necesidad de transportar estos alimentos en un contenedor apropiado y si bien en este caso podemos encontrar varias opciones válidas, si contamos con los contenedores de leche materna podremos continuar con su utilización también para la fruta. En el caso de los cereales, podremos transportar la leche previamente extraída y utilizar el mismo contenedor para incorporar los cereales y hacer la papilla.

Por último, cuando el bebé comienza a comer purés de verduras y a incorporar más alimentos triturados (carnes, pescado, etc) también tendremos la necesidad de contar con contenedores. Es sumamente recomendable preparar los purés en casa y no ofrecerle habitualmente potitos industriales. Para eso hace falta únicamente organización y ganas porque no es nada complicado, ni lleva mucho tiempo. Si contamos con el robot de cocina baby (saber más) mucho menos aún, nos ayudará a preparar los mejores alimentos para nuestro bebé sin mucho trabajo. Cuando preparamos estos purés tenemos la opción de hacer para varias comidas y así no tener que cocinar antes de cada vez. Si es el caso, podremos utilizar los contenedores de lactancia materna para almacenar estos potitos caseros y si debemos salir y comeremos fuera los utilizaremos para transportarlos.

¿Qué requisitos deben tener para cumplir con los 3 usos?

* Ser seguros: Los contenedores de leche materna que encontramos en farmacias y tiendas de puericultura al contrario que otro tipo de contenedores plásticos fueron especialmente creados con material libre de toxicidad. Algunos plásticos contienen en su composición BPA (es un compuesto químico que suele estar presente en vasos, botellas o recipientes y que no son buenos para el contacto con alimentos). Los contenedores de leche materna deben ser libres de BPA o de PROPILENO (plástico no tóxico), sólo así serán seguros para estar en contacto con los alimentos de tu bebé.

* Ser hermético: Con tapas que cierran herméticamente permiten transportar alimentos incluso líquidos sin riesgo a vuelcos o derrames y conservando todas las propiedades. No permiten “contaminación” de olor o sabor, ni pérdida de nutrientes.

* Resistentes a temperaturas muy bajas y muy altas: de esta manera los podremos utilizar para la congelación de leche o purés como para calentar en ellos estos mismo alimentos, ya sea a baño maría o en microondas (no para leche pero sí para los purés).

* Producto apto para lavavajilla, esterilizador, calientabiberones, microondas, congelador: Así serán todo lo versátil y útil que necesitamos además de fácil de utilizar y práctico.

* Tamaño óptimo: no inferior a 180 ml de contenido, si es de 240 o 250 ml mucho mejor ya que cuando el bebé sea mayor podrás transportar mayor cantidad de alimento.

¿Qué otras opciones podemos encontrar?

No son imprescindibles pero ayudan en cuanto a practicidad por lo que a la hora de comprar puede inclinarte a decidir entre una marca y otra con similares características de producto:

* Indicador de fecha: Algunos contenedores, poseen por fuera un material más rugoso en el que se puede escribir con lápiz la fecha en la que es incorporado el alimento al vaso y poder llevar así mejor control para su almacenamiento. La fecha se borra en el lavado y así en la próxima utilización se puede volver a escribir.

* Apilables: Algunas marcas han diseñado las tapas para apilar un vaso sobre otro y facilitar el almacenaje o transporte.

* Compatible con extractor: Muchas marcas ofrecen una tapa especial para acoplar al extractor de leche (de la misma marca) para facilitar el uso. En la mayoría de los casos es un complemento que se vende por separado

* Compatible con tetina: Muchas marcas han diseñado el contenedor versátil para la colocación de una tetina (de la misma marca) y así convertirlo en un biberón. En la mayoría de los casos es un complemento que se vende por separado.

¿Cuántos deberíamos tener?

Generalmente se ofrecen en packs de 3, 5 o 10 unidades. En BabyPlanner recomendamos tener 10 en casa, más aún si piensas extraerte leche para ir almacenando con tiempo o si a la hora de hacer potitos caseros prefieres cocinar más cantidad y guardar. Ten en cuenta que los pack de 10 suelen ser mucho más económicos en relación a la unidad. Pero con 5 contenedores también estarán bien, deberás renovar más seguido pero te serán suficientes.

Los contenedores de leche materna en vaso son una gran solución, te ofrecen seguridad y tranquilidad para almacenar correctamente los alimentos de tu bebé en las diferentes etapas. Es un producto muy económico que te será de gran ayuda!

Por lo tanto decimos: Contenedores de leche (para lactancia materna): útil sí, y aunque sólo es indispensable el amor de mamá, este producto es un recomendadísimo de BabyPlanner

 

¿Estás embarazada? 

Conoce aquí qué es BabyPlanner y cómo planificar la llegada de tu bebé 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contáctame

¿Quieres hacerme una pregunta? ¿Quieres dejarme un comentario? ¡Escríbeme y contactaré contigo tan pronto me sea posible!

Enviando

BabyPlanner - Planifica la llegada de tu bebé

Asesoramiento y acompañamiento durante el embarazo
Contacta con BabyPlanner: babyplanner@tubabyplanner.com Teléfono +34 617 921 506

©2017 Baby Planner

Futura mamá:

¿Planificamos juntas la llegada de tu bebé?

Suscríbete y disfruta de todas las novedades de tubabyplanner.com
¡Quiero mi newsletter!

¿Sabías que los descuentos que te ofrece la 
contratación de BabyPlanner son tan importantes que pueden llegar a cubrir el coste del servicio?
¡Quiero mi BabyPlanner personal!

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

Si no tienes una cuenta, contacta con babyplanner@tubabyplanner.com
El área personal es un servicio de Baby Planner Personal

¿Olvidó sus datos?