¿Cuándo realizar las compras de tu bebé?

Al principio nos agobiamos porque no sabemos ni qué, ni cuándo comprar. Luego nos relajamos y dejamos para otro momento muchas compras que podríamos ir adelantando. En las últimas semanas nos alteramos porque aún nos quedan muchos pendientes. ¡Organizar las compras del bebé no es tarea sencilla!

 

 

¿Cuándo realizar las compras de tu bebé?

Es cierto que hay circunstancias que nos pueden “mover” un poco de fechas como aprovechar la época de rebajas, que puede hacer que nos adelantemos o atrasemos un poco aunque sea con algunos de los productos que compraremos. Pero más allá de las excepciones, lo ideal es que  hablemos de comenzar con las compras una vez pasada la semana 21 y antes de la semana 36. Esperar hasta la semana 21 es prudente ya que por ese momento se realiza la ecografía morfológica que confirma que el bebé está bien, que se desarrolla normalmente y que todo sigue su curso esperado. No pasarse de la semana 35-36 tiene que ver con que para ese momento en cualquier circunstancia se puede desarrollar el parto y ya deberemos tener todo, incluso los últimos detalles, preparados para la llegada del pequeñín.

 

¿Qué podemos hacer antes de comenzar?

Como hemos explicado en BabyPlanner lo primero es saber qué debemos tener para nuestro bebé e investigar sobre esos productos. Aprender a distinguir, saber qué debemos preguntar cuando vamos a una tienda, pensar qué opciones tenemos y cuál nos vendrá bien a nosotros según nuestra disponibilidad de sitio en casa, económica, de almacenamiento, etc (Los productos del bebé y la mamá). Esto podemos ir haciéndolo durante el primer trimestre del embarazo y antes de la semana 20. Una vez que hayamos cubierto estos pasos y tengamos un poco más de idea sobre lo que necesitamos y cómo buscarlo ya podemos comenzar con las compras.

Otro punto importante que nos definirá un poco el “plan de acción” de las compras tiene que ver con la organización en casa para la llegada del bebé ya que no será la misma situación si armamos la habitación del bebé desde el embarazo o si dejaremos este paso para cuando el bebé cumpla los seis meses y mientras tanto armaremos “su rinconcito” dentro de la habitación de matrimonio. Si armamos la habitación durante el embarazo (lo que recomendamos y creemos que es lo ideal pero depende siempre de las circunstancias y la disponibilidad de lugar) obviamente las compras serán más importantes en esta etapa y si lo dejamos para más adelante no será conveniente comprar determinados elementos que luego no podremos acomodar y deberemos tener guardados. Armar la habitación del bebé requiere hacer una importante inversión en mobiliario y decoración que debemos analizar al momento de pensar en las compras del bebé.

Por último, el tercer aspecto en el que debemos pensar para determinar los tiempos de compras, tiene que ver con los regalos que recibiremos de la familia y los allegados. Esto es algo que debemos plantearnos en pareja porque si nos adelantamos mucho a comprar todo lo necesario, llegado el momento en el que nos preguntan “¿qué te hace falta?” no podremos responder con necesidades concretas y o bien repetiremos elementos o recibiremos regalos no tan útiles como los que recibiríamos si estamos bien organizadas. Por lo tanto antes de tachar de la lista todos los necesarios pensar qué podemos dejar para la lista de regalos o qué no es tan importante que nos adelantemos a comprar.

 

¿Cómo comenzar con las compras?

Quizás uno de los primeros elementos con los que podemos iniciar las compras es el carro del bebé. Nos dará un punto de partida para hacernos la idea de lo que está por venir. Es una importante inversión y quizás es uno de los elementos en los que más nos detengamos y más tiempo nos lleve escoger. Probablemente visitemos varias tiendas especializadas antes de tomar una decisión y comparemos muchos productos. Aunque esto sea un regalo (es normal que los abuelos compren el carro del bebé) es importante que los papás sean los que investiguen y finalmente escojan el carro que desean.

Otros de los productos “punto de partida” para las compras del bebé podrían ser los básicos de la habitación. Pensar y tomar decisiones en función a cómo armaremos la habitación del bebé, será lo que determine otro tipo de productos. Escoger qué tipo de cambiador o qué tipo de cuna nos dará la idea de qué otros muebles necesitamos para la habitación. Por ejemplo,  si escogemos una cuna convertible con cambiador y cajones incorporados no compraremos la cómoda por separado. Si escogemos un cambiador sin cajones, deberemos pensar en una estructura de cajones para cubrir las necesidades de almacenamiento. Por último pensar en la decoración, gama de colores y tonalidades de la habitación determinará la compra de mucho del mobiliario.

En contrapartida, otros productos que compraremos desde el principio, son las prendas de ropa. Más por ganas que por necesidad, a medida que va pasando el tiempo solemos ir haciendo pequeñas compras de ropa que nos vamos encontrando en diferentes paseos; cuando entramos a tiendas; cuando estamos buscando o averiguando por otro tipo de productos. Si bien esto nos hace muchísima ilusión y no es mala idea ir armando su guardarropas de a poco, debemos hacerlo con sabiduría y conciencia para no pasarnos, no comprar de más o de contra temporada, en fin para no comprar prendas que luego no podamos utilizar. Es importante armar la lista y no perderla de vista antes de comenzar con incluso estas compras que parecen “más inofensivas”.

 

¿Qué elementos compraremos justo a la mitad de este proceso?

Todo lo que nos requiera agilidad, tanto para buscar, investigar y comprar, como para armar o preparar en casa. Por ejemplo, los elementos que nos requieran ir de una tienda a otra preguntando para escoger correctamente;  montar la habitación del bebé y terminar con los detalles que requieren trabajo de bricolaje, armado de mobiliario, decoraciones; la ropita básica para los primeros 3 a 6 meses que deberemos preparar, lavar, planchar y guardar. El segundo trimestre y comienzo del primero es el ideal para estas actividades ya que aún estamos muy activas, con energía, con ganas y bien ágiles para los movimientos.

 

¿Qué elementos podemos dejar para último momento o para la lista de regalos?

Al armar la lista de necesidades, es importante marcar o señalar ciertos elementos que no son indispensables tener desde el principio para así poder armar la lista de regalos que probablemente no se cubra hasta pasado el nacimiento.

La hamaca, la trona, el parque de juegos, o hasta la silla de seguridad para el coche (siempre y cuando contemos con maxicosi o cuco para los primeros días) son algunos de los importantes elementos que necesitamos pero que podemos hacerlos esperar y así incorporarlos a la lista de regalos.

Juegos de sábanas de cuna, ropita de 6 meses, juguetes, productos de higiene, vajilla de bebé… son algunos de los elementos sencillos que podemos dejar para último momento, incluso  tras el nacimiento o incorporarlos a la lista de regalo.

Debemos recordar que la lista de regalos debe incluir productos de todos los precios para que los que la reciben puedan escoger con libertad. Si nos adelantamos a comprarlo todo, por ejemplo de los productos importantes o de mayor coste y llegando los últimos días o incluso el nacimiento los compañeros de trabajo quieren reunirse para hacer entre todos un buen regalo no tendremos qué decirles cuando nos pregunten “¿qué te hace falta?”

 

Lo que dejaremos para las últimas semanas…

Los productos de higiene del bebé, los necesarios para armar el bolso de mamá para el hospital (discos absorbentes de lactancia, bragas de papel), algunos pañales y toallitas, los chupetes, los biberones y todos los productos que necesitamos para su limpieza (escobilla, escurridor, calienta biberón) son todos los elementos que podemos dejar para último momento, para cuando estemos de baja o comencemos a armar los bolsos. De esta manera podremos ver y organizar exactamente qué nos falta aún, qué necesitamos y qué ya tenemos cubierto por compras previas o regalos.

 

 

En fin… distribuiremos las compras durante las semanas centrales del segundo trimestre y las primeras del tercero. Lo importantes es que no te apresures a comprarlo todo ni que lo dejes para último momento cuando ya estás incómoda y pesada para hacer ciertas actividades.  Disfruta en todo momento. Las compras para tu bebé será una de las cosas que más te ilusione hacer durante el embarazo, ser organizada y planificada te permitirá disfrutar aún más cada paso.

 

¿Estás embarazada? 

Conoce aquí qué es BabyPlanner y cómo planificar la llegada de tu bebé 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contáctame

¿Quieres hacerme una pregunta? ¿Quieres dejarme un comentario? ¡Escríbeme y contactaré contigo tan pronto me sea posible!

Enviando

BabyPlanner - Planifica la llegada de tu bebé

Asesoramiento y acompañamiento durante el embarazo
Contacta con BabyPlanner: babyplanner@tubabyplanner.com Teléfono +34 617 921 506

©2017 Baby Planner

Futura mamá:

¿Planificamos juntas la llegada de tu bebé?

Suscríbete y disfruta de todas las novedades de tubabyplanner.com
¡Quiero mi newsletter!

¿Sabías que los descuentos que te ofrece la 
contratación de BabyPlanner son tan importantes que pueden llegar a cubrir el coste del servicio?
¡Quiero mi BabyPlanner personal!

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

Si no tienes una cuenta, contacta con babyplanner@tubabyplanner.com
El área personal es un servicio de Baby Planner Personal

¿Olvidó sus datos?