Cuando te vuelves a enamorar de tu pareja

Uno de los momentos más felices de mi vida fue cuando vi a mi marido sostener a su pequeña por primera vez con los ojos llenos de lágrimas y el rostro inmensamente feliz. Volví a vivir esa situación al verlo con su nuevo bebé. Esas imágenes, esos recuerdos, vivirán conmigo para siempre.

 

Cuando te vuelves a enamorar de tu pareja

 

Muchas veces el embarazo es algo planificado, deseado y esperado. Otras, llega por sorpresa pero sin menos alegría y emoción. En cualquier caso, cuando llega en una pareja feliz y consolidada es motivo de unión entre ambos. Ya desde la noticia hay una nueva conexión y juntos comienzan una nueva etapa de cariño, apoyo, cuidados y amor.

Durante el embarazo, nosotras estamos más sensibles y vivimos nuestras emociones más a flor de piel. Es normal que nos sintamos más enamoradas. Además ellos se esfuerzan por cuidarnos, hacernos sentir bien en todo momento, están más atentos y presentes que normalmente y eso ayuda a afianzar la relación entre ambos. Los futuros padres se preparan para comenzar una nueva vida juntos y que mejor que hacerlo bien unidos.

Generalmente recordamos el momento en el que nos enamoramos de nuestra pareja, las primeras citas, los primeros acercamientos. Recordamos esos momentos únicos con muchísimo cariño y somos conscientes de que si bien hay mucho amor, esos primeros días sentíamos algo especial. Ese algo especial vuelve con la llegada de los hijos…

Las mujeres nos sentimos mamás desde el embarazo, cuando vemos las ecografías, cuando sentimos las pataditas, cuando conectamos con nuestro bebé que crece dentro. En cambio a los papás les cuesta algo más. Durante el embarazo sienten algo especial hacia nosotras, quieren acercarse al bebé, disfrutan con los movimientos, pero en la mayoría de los casos les cuesta más darse cuenta de lo que está sucediendo y sentirse papás.

El momento del nacimiento es un momento único. Probablemente las últimas horas fueron muy duras, de muchos nervios y ansiedad. Ambos desean que todo vaya bien, que el bebé esté sano y que todo pase lo más pronto posible. Se abrazan, se sostienen, se cogen de la mano. El futuro papá intenta hacer todo lo posible para calmar los dolores de la mamá, ayudarla a transitar ese momento, darle ánimo, besarla y acariciarla para que sienta que está cerca y compartiendo ese momento tan especial.

Tras el nacimiento algo mágico ocurre. En ocasiones es en la sala de partos, en otros casos es en la habitación, pero hay un momento en el que el papá ve a su bebé que sostiene en brazos, sus ojos brillan, su rostro muestra felicidad… y en ese momento se da cuenta de que se ha convertido en papá y tu mirando esa imagen te vuelves a enamorar.

Mi experiencia

Tuve la suerte de sentirme muy acompañada por mi marido en mis dos partos. En todo momento estuvo a mi lado para sostenerme, hacerme reír, besarme y cogerme de la mano. Mientras yo tenía una contracción o hacía un pujo, él me miraba y hacía fuerza como si eso me ayudara a aliviar el dolor y si bien físicamente no es posible, sí que sentía que me ayudaba y que todo era más fácil si él estaba allí conmigo. Cogía mi rostro, me besaba y daba ánimos mientras muy nervioso esperaba la llegada de su pequeña hace unos años y de su pequeño hace sólo dos meses.

En ambas ocasiones se emocionó muchísimo. Nunca lo he visto emocionarse tanto como esas dos primeras veces. Dos momentos únicos e irrepetibles en los que cogía a su bebé en brazos y los miraba con tanta ternura, alivio y felicidad. Con los ojos llenos de lágrimas me decía “rubia, ya está aquí”

Con Ema: Al cabo de un rato nos encontrábamos en la habitación, los tres, él sentado en el sofá con su bebé tan pequeña vestida con ropita más grande de lo que esperábamos y aún muy colorada. La cogía con un brazo y la acariciaba con la mano mientras miraba su rostro. Yo desde la cama me sentía la mujer más feliz del planeta. Miraba esa imagen y no podía sentir más que un amor tan grande que no me cabía en el pecho.

Con Pau: Antes de subir a la habitación, nos dejaron un buen rato haciendo piel con piel. Nuestro bebé, desnudo sobre mi pecho, tan solo con un gorro y tapado con mi bata y unas sábanas. Mi marido a mi lado con una mano sobre su pequeña espalda y con la otra nos abrazaba a ambos. Lo miraba con los ojos llenos de lágrimas y me decía lo perfecto que era. Yo lo miraba a él y volvía a sentir más amor del que jamás podría pensar.

Si tienes la suerte de sentirte acompañada por el papá de tu bebé todo lo que suceda esas primeras horas será único. Puedes estar cansada, débil, dolorida pero ese momento será irrepetible para ti. Es maravilloso cuando sientes que te vuelves a enamorar.

 

¿Estás embarazada? 

Conoce aquí qué es BabyPlanner y cómo planificar la llegada de tu bebé 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contáctame

¿Quieres hacerme una pregunta? ¿Quieres dejarme un comentario? ¡Escríbeme y contactaré contigo tan pronto me sea posible!

Enviando

BabyPlanner - Planifica la llegada de tu bebé

Asesoramiento y acompañamiento durante el embarazo
Contacta con BabyPlanner: babyplanner@tubabyplanner.com Teléfono +34 617 921 506

©2017 Baby Planner

Futura mamá:

¿Planificamos juntas la llegada de tu bebé?

Suscríbete y disfruta de todas las novedades de tubabyplanner.com
¡Quiero mi newsletter!

¿Sabías que los descuentos que te ofrece la 
contratación de BabyPlanner son tan importantes que pueden llegar a cubrir el coste del servicio?
¡Quiero mi BabyPlanner personal!

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

Si no tienes una cuenta, contacta con babyplanner@tubabyplanner.com
El área personal es un servicio de Baby Planner Personal

¿Olvidó sus datos?