La habitación del Bebé

La habitación del Bebé ¿Qué elementos debe tener?

No todas las mamás preparamos la habitación del bebé durante el embarazo, algunas esperan el primer tiempo, mientras aún duerme con papá y mamá antes de hacerlo pero tarde o temprano necesitamos acomodar su espacio y os queremos hablar de lo que no debe faltar y cómo organizarse en el momento de hacerlo.

• Los elementos más importes: la cuna, el cambiador y el espacio de almacenamiento con cajones
• Los verdaderos aliados: Sofá o sillón y lámpara de luz tenue
• Los que son muy prácticos: cesto de ropa sucia, organizadores de cajón y productos de higiene y pañalera
• Los que nos hacen ilusión: Cojínes, elementos decorativos (cuadros, móvil, alfombra, pequeños peluches) y “temática de color”

Comenzaremos con “los más indispensables”

La cuna que irá en la habitación será la de 120 x 60 cm, la utilizará cuando ya deje atrás la mini cuna y comience a dormir sólo en su habitación (entre los 6 y los 9 meses). Lo ideal es escoger una cuna que tenga dos alturas, primero lo colocaremos en la posición superior, más cómodo para mamá y papá y en cuanto ya se mantenga sentado e incluso comience a incorporarse sujetándose debemos colocarlo en la posición más baja de manera que la barandilla supere su altura.

Al pensar en la cuna también debemos contemplar: Colchón (importante que sea de medida exacta, nunca unos centímetros más pequeño que la cuna ya que podría ser peligroso); cubre colchón impermeable, protectores de cuna (la cuna será una estructura rígida, generalmente de madera y el protector ayuda a amortizar golpes, previene que el bebé traspase la barandilla y es un elemento decorativo que hace lucir muchísimo la habitación); sábanas, mantas o edredón.

El cambiador como estructura: Dependiendo de si escogemos mueble cambiador o cambiador independiente optaremos por diferentes opciones (lée más en “mueble cambiador o cambiador independiente”) pero básicamente podemos hablar de una estructura con altura adecuada dónde colocamos el cambiador de espuma y todos los elementos necesarios

El cambiado de espuma: Debe ser acolchado y con un revestimiento impermeable. Podemos colocar sobre él una toalla o tela suave para hacerlo más confortable. Importante que los laterales sean algo más elevado ya que nos dará más seguridad.

Espacio de almacenamiento: Hablamos de una cómoda -indispensable- y también podemos contar con un armario. Si bien hay elementos que podremos colgar con algunos abrigos, vestidos para las niñas, etc; el verdadero espacio necesario lo tendremos mucho más cómodamente en cajones. Para organizar la ropa, las mantas y sábanas, por el tamaño de todas sus prendas siempre será mejor opción la distribución en cajones que simplemente en un armario, pero sí podemos optar por ambas opciones.

Por lo tanto decimos: cuna, cambiador y lugar de almacenaje: útiles sí, y aunque sólo es indispensable el amor de mamá, estos productos son recomendadísimos de BabyPlanner

.

Hablamos de “los aliados”:

El sillón, butaca o hasta sofá será de gran utilidad. Para amantar, para encontrar espacios de tranquilidad e intimidad, para calmar a nuestro bebé en un lugar cómodo, para dormirlo en brazos, son muchísimas las oportunidades en dónde contar con este elemento en la habitación del bebé nos hará sentir cómodas y relajadas. Intenta buscar una opción que supere la altura de tu cabeza (para recostarte y relajarte más), que recoja bien tu espalda (aunque sea con ayuda de cojines), que no sea muy bajo (para que puedas levantarte con tu bebé dormido en brazos sin mayor ayuda) y preferentemente con reposabrazos (que mantengan tus hombros relajados y no en tensión)

La lámpara de luz tenue. Será ideal para cuando amamantas generando un ambiente acogedor, para no distraer al bebé con luz directa en sus ojos si está en tus brazos, y para favorecer su propia relajación. Podemos optar por una de pie o una de mesa si tenemos dónde colocarla.

Por lo tanto decimos: Sillón y lámpara de luz tenue: útiles, sí – indispensables, no – Recomendados, un rotundo sí.

.

Continuamos con los “prácticos”:

Cesto de ropa sucia: no lavaremos su ropita junto a la nuestra (leer “ropita del bebé: cómo tratarla tras el uso”) por lo que necesitamos un cesto para ubicarla a medida que la vamos utilizando hasta el momento del lavado. No debe ser de gran tamaño y debemos colocarla junto al cambiador.

Organizadores de cajón y productos de higiene: aquí englobamos a los organizadores dentro y fuera de la cómoda, para guardar y tener siempre a mano los productos para el cambio de pañal, las cremitas, todos los de higiene y algún medicamento, los chupetes, elementos de perfumería, en fin… Siempre será mejor tenerlo todo separado de los productos de los adultos y bien organizado para cuando lo necesitemos encontrar fácilmente.

Pañalera o dispensador de pañales: Si bien es cierto que de los tres elementos es el menos indispensable, cada mamá deberá pensar en cuanto lugar tiene cerca del cambiador. Si contamos con muchos cajones y podemos colocar más pañales dentro será menos necesario pero si contamos con menor capacidad la pañalera junto al cambiador puede ayudar bastante.

Por lo tanto decimos Cesto de ropa sucia, organizadores de cajón y pañalera: útil sí, indispensable, no.

.

Para el final nos dejamos los que “nos hacen ilusión”:

Si bien podemos hablar de ellos al final porque en definitiva son los menos indispensables es cierto que debemos pensar en ellos al principio. ¿Qué queremos decir con esto? Pensar en una temática, o un color, o una tonalidad para la habitación del bebé es casi lo primero en lo que debemos pensar. En función a ello ir comprando y organizando los elementos indispensables nos hará tener una lógica, una composición y será la diferencia entre una habitación de ensueño y una de sólo utilidad.

En BabyPlanner siempre recomendamos mirar mucho, sacar ideas, proyectar sobre papel, buscar alternativas antes de comenzar a hacer las compras. Además de que es una etapa que genera muchísima ilusión nos dará la pauta para buscar y comprar todos aquellos elementos útiles pero que también aportan color, y decoración a la habitación. Por ejemplo, escoger uno o dos colores para la composición, luego basándote en esto buscar el protector de cuna y edredón que respeten esa composición, el cambiador de espuma que sea de la misma tonalidad, el revestimiento del sillón, y hasta el color de los muebles.

Piensa y observa bien los colores que ya hay en la habitación. Si los marcos de puerta y ventana, la carpintería y el armario son blancos, intenta escoger muebles blancos y busca toque de color con el resto de los elementos de la habitación; si por el contrario son de color madera claro, entonces será ideal muebles de combinación de madera y blanco. Otro punto a pensar inicialmente es el color de las paredes, intenta escoger un tono claro, que de luz, que no se lleve toda la atención y que sea más bien “tranquilo”. Es fácil dar toques de color con elementos pero si las paredes son muy fuertes será poco acogedora la habitación.

Cojines, cuadros y elementos decorativos: aquí es dónde debes dejar a tu imaginación soñar con todo aquello que te haga ilusión. Si respetas el lineamiento de colores o tonos quedará mucho más armónico y lograrás un efecto de ensueño, por lo que te recomendamos dejar esto para el final pero pensar bien qué es lo que te gustaría colocar y buscar todo aquello que se relacione con el conjunto. Hablamos de cuadros, de un móvil para la cuna, de cojines, alfombra o telas que acompañen los muebles, de pequeños peluches para las superficies planas, el nombre de tu bebé en letras de tela, la inicial en una lámina para la pared, fotos en porta retratos, o hasta un mural pintado o un vinilo para la pared principal. Muchas opciones tienes para crear una habitación mágica.

.

Últimos consejos:

• Escoge dos colores: uno central más abarcador (para las paredes por ejemplo) y uno que resalte o destaque para los detalles. Si te gusta el rosa o celeste utilizar rosa/verde o rosa/beige o rosa/gris y para los niños celeste/gris o celeste/marrón claro o celeste/azul

• No sólo rosa y celeste es el mundo. Puedes intentar huir de los tópicos, por ejemplo gris/verde o mint, gris/amarillo, beige/marrón. Estas combinaciones funcionan para ambos sexos. O bien lila/morado o lila/gris para las niñas – azul/gris o azul/marrón para niños.

• El color que destaque o resalte trabájalo en gama. Tanto si escoges los clásicos rosa o celeste o prefieres el verde, el beige, el amarillo utiliza este color en una gama amplia. Por ejemplo cojines de diferentes tonos o texturas, telas diferentes pero engamadas, elementos que aporten color pero no siempre de forma pareja o en el mismo tono.

• Observa la amplitud de la habitación y la luz. A menos que cuentes con una fuente de luz natural muy grande y una habitación de grandes dimensiones, intenta no escoger colores oscuros. El azul, el marrón, el morado en un ambiente pequeño puede hacerlo muy oscuro. El gris es siempre una buena opción pero escógelo bien claro.

• Los muebles en blanco ¡son lo ideal! Busca el color en las paredes y en los accesorios pero cuando hablamos de un bebé el blanco siempre es la mejor opción para los muebles.

 

¿Estás embarazada? 

Conoce aquí qué es BabyPlanner y cómo planificar la llegada de tu bebé 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contáctame

¿Quieres hacerme una pregunta? ¿Quieres dejarme un comentario? ¡Escríbeme y contactaré contigo tan pronto me sea posible!

Enviando

BabyPlanner - Planifica la llegada de tu bebé

Asesoramiento y acompañamiento durante el embarazo
Contacta con BabyPlanner: babyplanner@tubabyplanner.com Teléfono +34 617 921 506

©2017 Baby Planner

Futura mamá:

¿Planificamos juntas la llegada de tu bebé?

Suscríbete y disfruta de todas las novedades de tubabyplanner.com
¡Quiero mi newsletter!

¿Sabías que los descuentos que te ofrece la 
contratación de BabyPlanner son tan importantes que pueden llegar a cubrir el coste del servicio?
¡Quiero mi BabyPlanner personal!

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

Si no tienes una cuenta, contacta con babyplanner@tubabyplanner.com
El área personal es un servicio de Baby Planner Personal

¿Olvidó sus datos?