La madre que soñamos ser

“Durante el embarazo me apuntaré a todo tipo de actividades para estar en forma, radiante y activa” “Cuando sea mamá trabajaré para no descuidar mi carrera profesional y le dedicaré a mis hijos todo el tiempo que ellos necesiten” “Dejaré a mi bebé con los abuelos para tener algunas noches en pareja y no descuidar el matrimonio”


La madre que soñamos ser

Cuando soñamos con nuestra maternidad somos mujeres perfectas que tienen hijos perfectos. Podemos hacerlo todo, cumplir con todo, estar siempre radiantes y con energía para ser madres y mujeres brillantes. Sin embargo ya al quedarnos embarazadas, comenzamos a cruzar algunas líneas rojas que luego seguiremos cruzando una y otra vez. La vida soñada termina siendo sólo eso, una vida de sueños.

La maternidad te cambia la vida en muchísimos aspectos. Algunos de esos cambios son maravillosos, otros los vivimos como algo que debe suceder y otros con más resignación, pero en todos los sentidos, la vida tras la maternidad no es la misma.

Soñamos con ser madres y mujeres perfectas porque es nuestro ideal pero entre las cosas que la maternidad nos cambia están “los ideales”. Estar espléndida en todo momento, tener la casa impecable, ser una gran profesional, darle a tu hijo todo el tiempo de juego que necesita, ser una excelente amante, tener siempre ganas de hacer cosas… “todo será posible si soy feliz” te dices a ti misma.

Una de las cosas que primero aprendes con la maternidad es que no puedes con todo, que si quieres pasar más tiempo con tu hijo no puedes ocuparte de la casa, que si estás todo el día de aquí para allá llegarás cansadas a la noche y con más ganas de estar en pijama que con un vestido sexy. ¿Qué pasó con aquella madre que habías idealizado ser? ¿Sigue siendo lo ideal para ti?

.

Cambiar las prioridades

Nuestras prioridades han cambiado y ahora no nos preocuparán esas cuestiones que nos preocupaban antes. Sin darnos cuenta comenzamos a vivir las cosas de otro modo, a ver la vida con otros ojos. Cantidad de cuestiones a las que le dábamos mucha importancia, ahora no ocupan ni nuestro espacio ni nuestro tiempo. Cambiar nuestras prioridades es parte de los cambios de la maternidad.

Pretender tener la vida que soñamos antes de tener hijos, no tiene sentido. Aquella vida que soñamos está elaborada en nuestra mente a través de los ojos que teníamos en ese momento. Ahora con otros ojos, podemos imaginarnos la vida que nos gustaría tener, plantear nuevos objetivos e ir a por ellos.

 

Sacarnos de la cabeza aquella idea de “ser la madre perfecta”

¿Qué significa ser madre perfecta? Antes de tener un bebé era muy fácil responder a esa pregunta, nuevamente porque lo que hacíamos era evaluar la “vida como madres” fuera de la maternidad. Al tener un hijo, incluso al quedarnos embarazadas, el concepto “madre perfecta” comienza a difuminarse. Ser madre perfecta es irreal. Estaremos cansadas, estaremos desaliñadas, estaremos enfadadas, pero seguiremos siendo excelentes madres y nos seguiremos sintiendo orgullosas de nosotras mismas. ¿Es esto lo que habíamos imaginado antes de tener a nuestro bebé? seguro que no, pero eso no nos hará peores mujeres y por supuesto tampoco nos hará peores madres.

Una vez que tu hijo haya nacido, tus prioridades hayan cambiado, y veas la vida con otros ojos te darás cuenta de que no quieres ser una madre una perfecta tal como te la habías imaginado, lo que en verdad quieres es componer un nuevo ideal dónde tus prioridades estén basadas en lo que quieres darle a tus hijos y en lo que quieres que ellos vean de ti. Es importante aprender que no debes buscar ser “una madre perfecta” para ti, sino ser la madre que ellos necesitan que seas y que a ti te hace ser feliz y sentirte orgullosa. Si intentas ser lo que habías imaginado te darás cuenta de que la maternidad es más dura de lo que esperabas y que tus metas son inalcanzables.

La madre que nos imaginamos ser es muy difícil de construir pero una madre en pijama, con la casa desordenada pero que hace feliz a sus hijos será la madre perfecta para ellos.

 

¿Estás embarazada? 

Conoce aquí qué es BabyPlanner y cómo planificar la llegada de tu bebé 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contáctame

¿Quieres hacerme una pregunta? ¿Quieres dejarme un comentario? ¡Escríbeme y contactaré contigo tan pronto me sea posible!

Enviando

BabyPlanner - Planifica la llegada de tu bebé

Asesoramiento y acompañamiento durante el embarazo
Contacta con BabyPlanner: babyplanner@tubabyplanner.com Teléfono +34 617 921 506

©2018 Baby Planner

Futura mamá:

¿Planificamos juntas la llegada de tu bebé?

Suscríbete y disfruta de todas las novedades de tubabyplanner.com
¡Quiero mi newsletter!

¿Sabías que los descuentos que te ofrece la 
contratación de BabyPlanner son tan importantes que pueden llegar a cubrir el coste del servicio?
¡Quiero mi BabyPlanner personal!

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

Si no tienes una cuenta, contacta con babyplanner@tubabyplanner.com
El área personal es un servicio de Baby Planner Personal

¿Olvidó sus datos?