Limpieza de la nariz del bebé: Aspirador nasal vs lavado

Limpieza de la nariz del bebé

Al consultarlo con profesionales, nos cuentan que los bebés respiran por la nariz y cuando ésta está obstruida por los mocos su respiración se ve afectada, se agitan, hacen sonidos algo extraños, les cuesta comer y se ponen fastidiosos. Como mamás es algo que nos preocupa, nos mantiene alertas, incluso hasta nos cuesta dormir al oír a nuestro bebé respirar de forma extraña. Solemos consultarlo con el pediatra quien mayormente nos dice que no es nada más que algo de mocos y que no debemos preocuparnos aunque sí ocuparnos.

¿Cómo ocuparnos de los mocos del bebé?

Hay que ayudarles a eliminar esos mocos. Resulta evidente que ellos no pueden liberarlos por sí solos pero que necesitan expulsarlos para estar bien, respirar mejor y poder comer adecuadamente.

Básicamente encontraremos dos formas distintas de eliminar los mocos del bebé. A través de un lavado y por medio de un aspirador. Existen varios productos que podemos utilizar para estas dos acciones. En BabyPlanner te contamos sobre estos diferentes productos, sus beneficios y sus inconvenientes.

 

El lavado nasal:

El recomendado por los pediatras. Ellos nos indican que es la mejor forma de eliminar los mocos, que no tiene ningún riesgo, y que es lo más efectivo. El lavado se realiza con suero fisiológico (una solución salina, la misma que utilizamos para múltiples ocasiones desde limpiezas de infecciones, lavado de ojos, hasta la administración por vía intravenosa). El objetivo del lavado es introducir el suero por un orificio nasal para que el bebé lo elimine por el otro arrastrando los mocos que tiene en la nariz.

El procedimiento es muy sencillo. Sobre todo cuando son muy pequeños, lo ideal es hacerlo con el bebé tumbado y con la cabeza de lado. Introducir el suero con cierta presión por el orificio superior para que salga por el inferior. Luego rotar la cabeza del bebé e introducir el suero por el orificio superior (ahora será el contrario).

 

¿Qué necesitamos para hacer un lavado?

Pues sólo necesitaremos suero y una jeringuilla.

Ampollas Suero fisiológico: de venta en farmacias, podemos encontrarlo en paquetes de mono-dosis de 20 a 60 unidades o en ampolla grande de 100 ml a 1000ml. Sobre todo para los pequeños es conveniente la utilización de las mono-dosis ya que solo administraremos una pequeña cantidad, así incluso la ampolla pequeña de mono-dosis nos durara hasta 3 o 4 lavados.

 

Jeringuilla sin aguja: También de venta en farmacias. Si bien hay de diferentes tamaños para el lavado nasal resulta ideal la de 5 ml. El pediatra te informará cuánto suero administrar según el tiempo de tu bebé pero partiendo de 1 cm de líquido en la jeringuilla para recién nacidos. Normalmente si en la consulta el pediatra o enfermero te muestran cómo debes hacerlo y le practica un lavado, lo normal es que luego te entreguen la jeringuilla para que puedas utilizarla en casa.

Por lo tanto decimos, Suero y jeringuilla: útil sí, y aunque sólo es indispensable el amor de mamá, este producto es un recomendadísimo de BabyPlanner

 

Suero fisiológico en aerosol: Se trata de un producto que contiene suero y que facilita la administración. A través de su envase podemos hacer el lavado sin necesidad de la jeringuilla. Pulveriza una cantidad de suero dentro de la nariz de la misma forma que lo haríamos con la jeringuilla. Eso sí, antes de comprar este producto asegúrate que la cantidad que administra es la adecuada para el tiempo de tu bebé y que sólo contenga suero o agua de mar y no un combinado de suero y medicación mucolítica. Esta última te la indicará tu pediatra cuando sea necesario y no para tratar un resfriado

Por lo tanto decimos, Suero en aerosol: útil sí, indispensable, no.

 

La limpieza a través de la aspiración:

En este caso la limpieza se realiza a través de vacío por medio de diferentes productos.

Aspirador nasal: Se trata de un producto con 3 componentes: En un extremo está la cabeza del aspirador que se coloca en la nariz del bebé. Esta cabeza es descartable. Contiene un filtro que limita la presión del aire y retiene la mucosidad eliminada. En segundo lugar continúa un tubito o canal por donde pasa el aire. En el otro extremo una boquilla para la boca del adulto. Con esta boquilla se aspira generando el vacío a través del tubito que facilita la eliminación del moco. El mayor inconveniente de este producto y la razón la cual los pediatras no suelen recomendarlo tiene que ver con la mala utilización. Aspirar muy fuerte (incluso con el filtro) puede ser perjudicial para el bebé así como su uso frecuente que puede acarrear más problemas de otitis.

La combinación de un lavado nasal con una aspiración puede ser una buena solución para cuando hay mucho moco y el lavado no es suficiente. El lavado se puede hacer sin riesgo periódicamente e incluso varias veces al día, dejando el aspirador para los casos más ceberos.

Por lo tanto decimos, Aspirador nasal: útil sí (para algunos casos y con un adecuado uso), indispensable no.

 

Pera de goma: La más utilizada antiguamente. Se creía que era la mejor forma para la eliminación del moco aunque hoy por hoy no es tan recomendable. La pera genera un vacío muy fuerte que puede afectar al oído. Su mala utilización es muy frecuente. La pera debe apretarse y soltarse para generar la aspiración pero no deben realizarse ambas acciones dentro de la nariz del bebé porque de esta forma estamos metiendo aire para luego sacarlo fuertemente. Debería apretarse la pera fuera de la nariz para luego soltarla dentro y generar el vacío. En el caso de hacer bien este procedimiento lo más probable es que no se introduzca correctamente al orificio de la nariz y entonces no se genere la aspiración con la consecuencia de que estaremos molestando al bebé sin obtener resultados.

Por lo tanto decimos, Pera de goma: no es un producto recomendado por BabyPlanner

 

¿Estás embarazada? 

Conoce aquí qué es BabyPlanner y cómo planificar la llegada de tu bebé 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contáctame

¿Quieres hacerme una pregunta? ¿Quieres dejarme un comentario? ¡Escríbeme y contactaré contigo tan pronto me sea posible!

Enviando

BabyPlanner - Planifica la llegada de tu bebé

Asesoramiento y acompañamiento durante el embarazo
Contacta con BabyPlanner: babyplanner@tubabyplanner.com Teléfono +34 617 921 506

©2017 Baby Planner

Futura mamá:

¿Planificamos juntas la llegada de tu bebé?

Suscríbete y disfruta de todas las novedades de tubabyplanner.com
¡Quiero mi newsletter!

¿Sabías que los descuentos que te ofrece la 
contratación de BabyPlanner son tan importantes que pueden llegar a cubrir el coste del servicio?
¡Quiero mi BabyPlanner personal!

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

Si no tienes una cuenta, contacta con babyplanner@tubabyplanner.com
El área personal es un servicio de Baby Planner Personal

¿Olvidó sus datos?