Los comentarios hacia la mujer embarazada

Los comentarios hacia la mujer embarazada

 ¿Cómo manejar la ansiedad del entorno?

 

Entre las nuevas experiencias que vive la mujer estando embarazada y que pueden generar confusión, ansiedad o cierto malestar, están los innumerables comentarios que recibe día a día de su entorno.

Comentarios en forma de consejos, indicaciones, comparaciones, sugerencias, preguntas, relatos de otras experiencias, enunciados por miembros de la familia, amigos o compañeros de trabajo. Algunos de estos comentarios son bien conocidos, y parecen ser hasta parte del cotilleo habitual entre la embarazada y todos los que la rodean: “¿ya sabes si será niña o niño?”, “¡aprovecha para dormir ahora, que luego nunca más podrás dormir!”, “tienes que cuidarte más con las comidas”, “qué grande –o qué pequeña- es tu barriga!”, “¿cómo que no tienes listo el bolso del bebé?”, “esa barriga es de niña –o de niño-”, entre tantos otros…

Si bien las personas enuncian estos comentarios desde un genuino interés, manifestando su preocupación, como una muestra de cariño y cuidado, con la intención de decir algo bonito o hasta ayudar, no siempre generan un efecto positivo en la embarazada. Podría decirse que el acontecimiento del embarazo genera no sólo en la mujer y la pareja embarazada sino en todo el entorno cierta fascinación, un gran impacto, curiosidad e interés.

 

Los escenarios más comunes que se dan alrededor de una embarazada

  • Parece ser que los límites entre lo íntimo y lo público se tornan poco claros o confusos (el propio cuerpo, las decisiones, los deseos). En casi ningún otro momento de la vida las personas se sentirían con permiso para preguntar por ejemplo cuántos kilos ha aumentado la mujer, o tocar su vientre (que por supuesto es un gesto hacia el bebé, pero no deja de ser al mismo tiempo el cuerpo de la mujer). Con el paso de los meses esto se vuelve de lo más común para la embarazada, pero a veces lleva tiempo asimilarlo o aceptarlo.
  • El embarazo y el nacimiento de un hijo es una experiencia tan significativa para la vida de una persona, que despierta empatía, y de allí la necesidad de muchos de contar a la embarazada sus propias vivencias, relatándole incluso las más atemorizantes o desagradables (partos dolorosos, embarazos con complicaciones, etc.).
  • En el diálogo con la mujer o pareja que espera un bebé, en ocasiones suele darse poco lugar para la pregunta por sus emociones, sus deseos y sus necesidades (“¿cómo están?”,  “¿cómo se sienten?”; “¿cómo quieren manejar las visitas en la clínica?”, “¿cómo imaginas que será el parto?”; “¿puedo ayudarte en algo?”, “¿necesitas un consejo?”, y mucho lugar para la indicación o la imposición del deseo o la opinión del otro.
  • Todas las madres de alrededor de pronto se convierten en expertas que deben brindar consejos casi con obligación y hacer cumplir decisiones personales que han tomado con sus propios hijos como si fueran leyes de vida para la futura madre .

 

Cuando la ansiedad es más ajena que propia

En estas ocasiones, es esperable que la mujer sienta una cuota de ansiedad, que tal vez no tenga que ver directamente con cómo ella esté transitando su embarazo, sino con la cantidad de comentarios, consejos, recomendaciones, preguntas y comparaciones que ahora forman parte de su día a día frente a amigos, familiares, compañeros de trabajo o hasta completos desconocidos.

Es frecuente que muchas embarazadas tengan la sensación de que no se trata tanto de sus propias dudas y temores, sino de que esta ansiedad proviene de quienes la rodean; de que si los demás se reservaran un poco más en sus comentarios, ellas llevarían su embarazo con más calma y tranquilidad; que los demás están más ansiosos que ella, y que con sus preguntas, sus expectativas y su deseo de que llegue el momento del nacimiento le transmiten toda esa ansiedad por que ese día llegue, por saber qué pasará y cómo será todo.

Como decíamos, este es un sentimiento común y esperable que puede aparecer en alguno o varios momentos a lo largo del embarazo. Si ante estas situaciones sientes que las personas que te rodean te transmiten sus preocupaciones, prejuicios o indicaciones, es importante tener presentes algunas consideraciones que te permitirán lidiar mejor con estos sentimientos

 

¿Cómo manejar las ansiedades ajenas que generan preocupaciones personales?

  • Escoge entre los múltiples comentarios: Este es un tiempo en el que tú y tu bebé son la prioridad, por lo tanto haz un esfuerzo por tomar (de todo lo que recibes de los demás a diario) sólo lo que te haga bien, te haga sentir más serena y segura de ti misma, y descartar aquello que te genere preocupaciones adicionales, malestar o angustia. Ten en cuenta que el efecto que genera en ti un comentario desafortunado no siempre dice algo de tu persona, así que no tienes por qué hacerte cargo si no es lo que necesitas escuchar en ese momento.
  • Evita las situaciones que te generan estrés o malestar: No siempre es necesario o saludable confrontar con el otro cuando no estás de acuerdo, defender tu postura o decirle a los demás lo que piensas (sobre todo si no son personas allegadas o dignas de tu confianza). Si priorizas tu bienestar, tu calma y tranquilidad en este momento tan especial, sabrás que una discusión acalorada sobre temas tan personales como la vivencia del embarazo, la maternidad y la crianza, podrá generarte un gran desgaste emocional y psíquico. En la medida en que no se trate de una situación de gran importancia, muchas veces el silencio es la mejor forma de defenderte y preservarte. Intenta enunciar frases cortas como “así vamos bastante bien”, “estamos aprendiendo, somos nuevos en esto”, “gracias por preocuparte”. En definitiva, luego de escuchar a los demás, harás lo que tú creas que es mejor para ti y para tu bebé.
  • Resuelve tus dudas con los profesionales: Si alguno de estos comentarios o experiencias que te han relatado te genera gran preocupación, ansiedad o temor (“¿tendrá razón al aconsejarme esto?”, “¿me pasará lo mismo a mí?”), lleva estas dudas a las personas indicadas. Si algo que te dijeron ocupa tu pensamiento, será mejor aclararlo que guardártelo o intentar inútilmente no darle importancia. Despeja todas las dudas con el médico y/o la matrona que te esté tratando, e intenta no juzgar tus preguntas como irrelevantes, superfluas o ridículas. No olvides que los profesionales están para evacuar todas tus preguntas, y para hacerte sentir lo más cómoda y tranquila con todo lo que estará por sucederles a ti y a tu bebé.

 

El consejo: tomar conciencia de que el embarazo de una mujer despierta en todo el contexto familiar y social esta fascinación e impacto, te ayudará a comprender mejor por qué es que las personas que están a tu alrededor, pueden a veces con las mejores intenciones, decir o hacer algo que no coincide con tu deseo o tus necesidades . Todos somos distintos y necesitamos cosas diferentes. Ten esto presente al escuchar a los demás, deja pasar lo que no “te sume” y toma todo lo bueno, el apoyo y la contención que sientas del otro.

 

¿Estás embarazada? 

Conoce aquí qué es BabyPlanner y cómo planificar la llegada de tu bebé 

3 Comentarios
  1. Arantza 9 meses

    Estoy en los últimos días y no paro de recibir comentarios y preguntas acerca de cuánto falta, si ya tengo contracciones, si ya estoy dilatada. intento estar tranquila y disfrutar de estos últimos días y el móvil no para de sonar, van a terminar por estresarme y eso que yo lo he vivido muy bien y no estoy ansiosa! Gracias! me siento muy apoyada con vuestros consejos!

    • Imagen de perfil de Baby Planner
      Baby Planner 9 meses

      ¡Gracias por tus palabras Arantza! Intenta estar tranquila y desconectar del móvil. Si lo estás disfrutando que nadie te opaque este momento. Recuerda que puedes siempre poner un mensaje de tipo “Estoy bien, no os preocupéis, en cuanto tenga novedades os avisaré” Un saludo y que salga todo estupendamente!

  2. Sonia 9 meses

    Jajaja, yo estoy en el otro extremo. Acabo de empezar a contarlo, pero no me gusta nada que toquen mi barriga, y me temo que así será. no tengo lo que dice un “vientre plano” y no me siento cómoda con esa situación, serán mis complejos pero son míos. Muy bueno!

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contáctame

¿Quieres hacerme una pregunta? ¿Quieres dejarme un comentario? ¡Escríbeme y contactaré contigo tan pronto me sea posible!

Enviando

BabyPlanner - Planifica la llegada de tu bebé

Asesoramiento y acompañamiento durante el embarazo
Contacta con BabyPlanner: babyplanner@tubabyplanner.com Teléfono +34 617 921 506

©2017 Baby Planner

Futura mamá:

¿Planificamos juntas la llegada de tu bebé?

Suscríbete y disfruta de todas las novedades de tubabyplanner.com
¡Quiero mi newsletter!

¿Sabías que los descuentos que te ofrece la 
contratación de BabyPlanner son tan importantes que pueden llegar a cubrir el coste del servicio?
¡Quiero mi BabyPlanner personal!

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

Si no tienes una cuenta, contacta con babyplanner@tubabyplanner.com
El área personal es un servicio de Baby Planner Personal

¿Olvidó sus datos?