Asesoramiento y acompañamiento durante el embarazo | Contacta en el 617.921.506 o en babyplanner@tubabyplanner.com |

El Biberón

El Biberón

Biberones: ¿los necesitamos? ¿Cómo escoger?

¿Has encontrado los biberones en la lista de indispensables de BabyPlanner? ¿Crees que no los necesitas?

Aunque quieras dar pecho siempre necesitarás tener a mano unos biberones. Una vez que tu bebé se coge al pecho perfectamente, que ya ha aprendido, no hay riesgo a que deje de hacerlo por utilizar un biberón de vez en cuando.

Te cuento algunas razones por las que puede ser bueno tener un par de biberones en casa:

  • Puede que al principio necesites darle un refuerzo de leche maternizada. A veces incluso te lo pueden recomendar en la clínica si tu bebé ha nacido con bajo peso. No te preocupes que esto no hará que no se coja al pecho si el resto de las tomas sí puedes amamantarlo.
  • Existen infusiones para los cólicos que quizás tu pediatra te recomiende. Tomar o no tomar estas infusiones depende de los pediatras y de las mamás. Si tu bebé tiene cólicos hablarás con el profesional y entre ambos decidirán si darle o no darle estas infusiones. En el caso de hacerlo necesitarás un biberón para ello.
  • Es un bonito y muy recomendable consejo que, una vez tu bebé se haya cogido perfectamente al pecho, una toma al día la realice con el papá. Puede ser tu leche sin problemas si previamente te extraes. Este será un momento muy especial para el papá ya que podrán vivir lo mismo que tú sientes al amamantarlo; para el bebé ya que podrá conectar con su padre como lo hace contigo; y para ti que podrás aprovechar ese tiempo para descansar, tener un momento en soledad o hacer algo por ti misma. En el caso de hacerlo necesitarás un biberón para ello.
  • Cuando las tomas comienzan a espaciarse algo más, en la época del verano muchos bebés beben agua. Esto depende de cada bebé en realidad. Hay bebés que necesitan más líquido para hidratarse del que absorben con las tomas de pecho y otros que esto les es suficiente. Lo que tenemos que saber al respecto es que debemos ofrecerle agua cuando las temperaturas son altas, tu bebé decidirá beber o no dependiendo si lo necesita.
  • Más adelante comenzarás a darle leche con cereales. Esto puede ser incluso con tu propia leche pero aquí necesitarás el biberón sí o sí.

.

No solemos pensar en biberones cuando queremos dar leche materna pero sin duda los utilizamos tarde o temprano. No dudes en tener uno o dos para empezar y luego podrás ver si necesitas más o no.

En las tiendas de puericultura y en las farmacias encontramos diferentes tamaños. Los más pequeñitos (100/120cc) los utilizamos al principio para alguna toma o para agua o infusión. Continuaremos con los medianos (250 cc) para las tomas que no realiza con el pecho cuando tiene más de 4 meses y finalizaremos con los más grandes (350cc) para las tomas de leche con cereal.

Mi recomendación como BabyPlanner es que comiences por uno pequeño y uno mediano. Tenerlo en la lista de los productos que compramos antes del nacimiento es importante. Elige un diseño que te guste, ¡será un buen aliado en muchos momentos!

Tipos de tetinas

1.-Según el material del que están hechas, las tetinas pueden ser de látex o de silicona:

– Látex: Se trata de goma natural y se extrae del látex de la corteza de algunos árboles. Las tetinas que se fabrican con caucho son resistentes, blandas, muy elásticas, por lo que resisten mejor los tirones y mordeduras, son transparentes y de color entre ámbar y amarillo. El látex es un material natural. Pero con el uso se vuelven pegajosos y más blandos y puede coger olor y sabor. Deben ser cambiados cada 2 o 3 meses.

– Silicona: Es un material sintético bastante blando y elástico. No absorbe ni el agua, ni los olores ni los sabores, y su forma se mantiene inalterable. Más resistentes en cuanto al tiempo de uso, resisten más la temperatura y son más fácil de lavar. Pero menos resistentes a las mordeduras y tirones. Deben ser cambiados cuando presentan algún tipo de daño.

2.- Según la forma pueden ser redondas (3 posiciones / flujo lento / papilla) o anatómicas.

– Tetina redonda 3 posiciones: Proporciona tres flujos distintos gracias al corte que, en función de cómo se coloque en la boca del niño, se abre dejando pasar una cantidad mínima, media o máxima de líquido. De esta manera, la mamá, siguiendo las indicaciones correspondientes, orienta la tetina en función de las necesidades.

– Tetina redonda flujo lento: Es ideal para los primeros días de vida del recién nacido, ya que el flujo de líquido que deja pasar es muy pequeño.

– Tetina redonda papilla: Facilita la succión de los alimentos más densos, como papillas o leche con cereales, gracias a su abertura en forma de estrella que deja pasar un flujo denso.

– Tetina anatómica: Simula la forma del pezón materno durante la succión, adaptándose perfectamente al paladar y permitiendo su desarrollo sano y natural. Para este tipo de tetinas generalmente se ofrecen por tallas con diversos flujos. Talla 1 para bebés de 0 a 6 meses con flujo lento y medio, y talla 2 para bebés de más de 6 meses con flujo medio y denso.

Es difícil determinar cuál es la tetina ideal sin saber el comportamiento del bebé a la hora de las tomas, será más prueba y error que otra cuestión. No todas las marcas ofrecen todas las posibilidades por lo que recomiendo escoger una marca y que en función a ello ver que opciones hay. Con lactancia materna, cuando el bibe es complementario al pecho, la tetina recomendada es la anatómica, pero significa que no irá bien con una redonda.

.

Por lo tanto decimos: Biberones: útil sí, y aunque sólo es indispensable el amor de mamá, este producto es un recomendadísimo de BabyPlanner

¿Estás embarazada? 

Conoce aquí qué es BabyPlanner y cómo planificar la llegada de tu bebé 

Deja una respuesta

Cerrar menú

Call Now

Abrir chat