Asesoramiento y acompañamiento durante el embarazo | Contacta en el 617.921.506 o en babyplanner@tubabyplanner.com |

El Sacaleches

El Sacaleches

Sacaleches:

¿Lo necesitamos? ¿Cuál tener?

Este es un producto que si damos el pecho y más si lo hacemos durante un período prolongado seguro necesitemos tarde o temprano.

Es importante saber que los sacaleches no sirven por sí solos. Si tu bebé no se prende al pecho el sacaleches no logrará que produzcas leche para darle como alimento exclusivo. Tras pocos días sin succión real del bebé el cuerpo dejará de producir leche aunque utilices el sacaleches. Si bien los hay, son muy ocasionales los casos en que se puede sobrellevar la lactancia materna exclusiva sólo con la succión del sacaleches.

El sacaleches nos ayudará por diferentes razones si damos el pecho.

Al principio puede servirnos para estimular la producción de leche. Cuanto más se succiona el pecho más leche produce el cuerpo.
Por otro lado, también al principio, puede ayudarnos a descargar los pechos. A Algunas mamás puede resultarles muy doloroso tener el pecho muy cargado al principio y utilizan el sacaleches para aliviar la presión. Ten en cuenta que puede ayudar alguna vez pero si la idea es regular la producción de leche esto puede ser contraproducente.

Más adelante, si comenzamos a trabajar, el sacaleches podremos utilizarlo para no cortar la lactancia materna durante esas horas. Podremos sacarnos leche durante el día o incluso durante las horas de trabajo para ofrecerle a nuestro bebé leche materna aunque no esté con nosotras.

Pues bien, ¿cuál es el sacaleches ideal?

Actualmente podemos agrupar a los sacaleches en dos grupos, el manual y el eléctrico.

El manual es más pequeño, más portátil y claro no necesitamos estar al alcance de una toma de electricidad. En contra, puede ser más lento o agotador para las mamás. Quizás es ideal para las que lo utilizarán esporádicamente o máximo una vez al día.
La succión se realiza a presión con una manivela o pera y ejerce un vacío que realiza el efecto de la succión en el pecho. Es recomendable que antes de comenzar se masajee el pecho para estimularlo. Debemos tener en cuenta que los primeros minutos sólo se obtendrán algunas gotas pero luego se irá incrementando el chorro de leche. El movimiento ideal debe comenzar con presión corta y veloz (simulando el momento de estimulación) y tras comenzar a ver un flujo considerable aumentar la profundidad de la presión en el sacaleches y realizar el movimiento más lentamente (simulando el momento de succión)

El eléctrico será más difícil de montar o más aparatoso pero más sencillo de utilizar ya que la presión no debe hacerla la madre sino que la ejerce el mismo motor.
Son ideales para las mamás que deben extraerse leche más de una vez al día y son los que más similitud logran con la succión del bebé. Estimulan la producción de leche y en determinados casos sí pueden servir como extracción de forma exclusiva (aunque sólo en contados casos).
Existen los que pueden extraer leche de ambos pechos en simultáneo o los individuales. Generalmente cuentan con accesorios útiles para la conservación de la leche o tetinas para biberones.
Debemos tener en cuenta que son algo delicados por contar con un motor y un circuito que transporta líquido. Hay que saber cuidarlos, mantenerlos limpios y como accionar ante un desvío de leche al motor. Por otro lado es importante saber que las marcas que los venden ofrecen servicios de postventa muy buenos que pueden explicarte, aconsejarte o enseñarte a utilizarlos, limpiarlos y solucionar problemas.
La principal desventaja es sin duda el precio, no son económicos aunque si le damos uso podemos amortizarlo perfectamente.

Pues entonces ¿cuál elegir? Como BabyPlanner te recomiendo que para empezar intentes conseguir uno prestado para ver si realmente lo necesitas, cómo te llevas con él, si te parece mejor el manual o el eléctrico.
Hay mamás que tienen la intención de dar pecho y finalmente no pueden por diferentes razones. Intenta no comprar hasta no tener la necesidad, seguro encuentras a alguien que pueda prestarte uno para empezar!
Si no lo consigues prestado, algunas tiendas ofrecen servicio de alquiler de sacaleches o asociaciones pro lactancia materna te pueden ayudar más a escoger el adecuado según tu caso particular. En última instancia si no sabes si lo utilizarás o no y necesitas comenzar con uno siempre mejor cin uno manual que cuesta muy poco y luego más adelante pasar a uno eléctrico.

Por lo tanto decimos: Sacaleches (para lactancia materna prolongada): útil sí, y aunque sólo es indispensable el amor de mamá, este producto es un recomendadísimo de BabyPlanner

¿Estás embarazada? 

Conoce aquí qué es BabyPlanner y cómo planificar la llegada de tu bebé 

Deja una respuesta

Cerrar menú

Call Now

Abrir chat