Asesoramiento y acompañamiento durante el embarazo | Contacta en el 617.921.506 o en babyplanner@tubabyplanner.com |

Los bebés y la playa

Los bebés y la playa

Cuando llegamos al primer verano con un bebé siempre nos preguntamos qué hacer, ¿cómo será de especial este verano?, ¿qué podemos y qué no hacer?, ¿cómo aprovechar “el tiempo libre” y cómo compaginar la vida del bebé con la nuestra?

 El verano, las vacaciones y las dudas recurrentes 

Con la intención de resolver algunas de estas dudas es muy importante que tengamos en cuenta las diferentes etapas del bebé antes de programar ningún plan:

Bebé recién nacido hasta pasados los 4 meses – Mamá de post parto- :

Lo primero es entender que será difícil planificar con tiempo y anticipación. Principalmente porque no sabremos cómo nos sentiremos cuando llegue el momento o el día en cuestión. Por eso es importante saber que no es bueno ser rígido en este momento, tanto sea con las expectativas como con los planes. El post parto y los primeros meses del bebé son una etapa para tener paciencia, darse tiempo a acomodarse en el nuevo rol, medir los tiempos de cada necesidad, conocerse, descansar cuanto se pueda y disfrutar de la vida “slowlife”

Lo segundo y más importante, independientemente de cómo se sienta la mamá, el bebé no puede ir a la playa. No puede, ni en horas de sol más bajo, ni protegido bajo la sombra, ni en el cochecito, ni por un ratito, ni aunque corra brisa, no, no y no. Para las que nos gusta la playa y la tenemos cerca en la ciudad es difícil pasar un verano con un recién nacido, es difícil hacer el esfuerzo de no llevarlo a la playa, perderse de disfrutar de esos momentos, sí es difícil, pero es importante. Un bebé de menos de 4 meses, no regula la temperatura correctamente, tiene un piel sumamente sensible, no debe estar expuesto al sol en verano ni siquiera durante minutos, el capazo o el grupo cero en un ambiente como la playa puede darle excesivo calor al punto de hacerle mal, sólo el reflejo de la arena puede quemar su piel, no puede utilizar protección solar… en fin, sobran los motivos para decir que un bebé recién nacido no debe ir a la playa.

¿Cómo pasar el tiempo libre o las vacaciones?

Lo que yo recomiendo en esta etapa es buscar sitios para disfrutar en familia de una vida relajada, sin demasiados planes y sobre todo muy flexible. Es ideal un ambiente fresquito y con espacio al aire libre. Tanto para unas vacaciones como para una escapada, podemos plantear por ejemplo una casita con parque, lejos de las ciudades de costa más turísticas, buscar el interior, zonas muy arboladas. Será conveniente que dónde nos alojemos sea un espacio acogedor, amplio, con diferentes espacios, por eso propongo más un casita que ir a hoteles dónde de no querer salir sólo contamos con una habitación. Un espacio de estas características nos permite tener la opción de salir o quedarnos, de hacer excursiones de todo el día o simplemente un pequeño paseo. Unos días fuera de casa, en un ambiente cómodo y con todo lo que necesitamos puede ser ideal para reponer fuerzas tras el parto si nos ha tocado vivir el verano.

Para los planes diarios, más aún si estamos de baja, los paseos siempre mejor por la tardecita, y en lugares frescos, buscar parques o espacios verdes de mucha sombra donde corra brisa, terracitas en lugares poco ruidosos. Y para los planes más largos, las opciones de naturaleza como un día en la montaña o un pantano, un pic nic o un parador con restaurante sin lugar a dudas lo ideal!


Entre los 4 y medio a los 6 meses del bebé:

Si bien es cierto que recomendamos siempre que hasta los 6 meses un bebé nunca vaya a la playa, -que aún no es buen momento, que aún no podemos utilizar protección solar y eso condiciona muchísimo su capacidad de estar al sol-, las que me conocen y trabajan conmigo saben que no me gusta en absoluto los blancos y negros, que considero que en la maternidad no deben existir los parámetros fijos y siempre debemos adecuar las recomendaciones a los casos en particular. Es por todo esto que hago aquí una especie de transición entre los 4 meses y medio y los 6 meses del bebé donde dependiendo de muchísimas circunstancias podemos llegar a flexibilizarnos un poquito -siempre va a depender de nuestro bebé, de nosotros mismos, de cómo hayan pasado los meses anteriores, de su maduración, son tantas las cuestiones que hacen a la personalización de los procesos que por tanto no debemos ser rígidos.

En el caso de la playa, flexibilizarnos un poco significa que, con todas las precauciones, quizás podamos con un bebé de 5 meses pasarnos algunas tardecitas disfrutando de la arena y el aire de mar; que quizás ya podamos hacer algunos planes que incluyan pequeños ratitos de nuestro bebé en la playa; que quizás una escapada a una ciudad de costa nos la podamos permitir…

¿Cuáles son las precauciones?

En realidad podemos hablar de las mismas precauciones de un bebé de 6 meses pero con mayor atención o exagerándolas más. Importante: El uso de protección solar está aprobado para a partir de los 6 meses, dependiendo el tiempo del bebé siempre es conveniente conversar previamente con el pediatra antes de adelantar este uso.


A partir de los 6 meses y hasta por lo menos los 3 años:

Ya podemos llevar a nuestro bebé a la playa. Debemos saber que es importante organizarse bien, repasar varias veces la lista de imprescindibles, llevar varios “por las dudas” y sobre todo prestar mucha atención a las recomendaciones:

* El horario de playa debe ser siempre hasta las 11 am y después de las 17hs
* El bebé debe estar siempre bajo la protección de la sobra
* Si la temperatura es elevada constantemente hidratarlo y mojar su cabecita y cuerpo con agua templada (no fría)
* No mantenerlo en el capazo, grupo 0, ni ningún elemento en el que no corra aire y el contacto con tejidos pueda darle calor o que genere sudor que puede irritar su piel.
* Los períodos de permanencia en la playa deben ser cortos (2 horas, máximo 3) y coincidentes con su rutina de juego y de estar despierto.
* Programar estos planes respectando sus horarios de comidas y sueño.
* Siempre con protección solar para bebés, factor de protección +50, de buena calidad y repasando una vez por hora/máx 2 horas.
* Los bañadores y camisetas con protección solar son una forma de más de cuidar su delicada piel.


Si tu bebé ha nacido hace pocos meses o nacerá en breve, significa que este verano te toca disfrutarlo con un recién nacido, recuerda siempre que las necesidades de él deberán ser la guía que te ayude a encontrar el plan perfecto!

Si tu bebé ya tiene más de 6 meses, este verano será inolvidable, cuídalo mucho pero disfruta con él excepcionales días de playa, nada te hará más feliz que verlo disfrutar!
.

.

 

¿Estás embarazada? 

Conoce aquí qué es BabyPlanner y cómo planificar la llegada de tu bebé 

Deja una respuesta

Cerrar menú

Call Now

Abrir chat